fbpx
camaras multas rolando gonzalez

Con casi un año de funcionamiento, cámaras salvavidas disparan multas en Bogotá

El Concejal de Bogotá Rolando González reveló que entre mayo y diciembre de 2020, las
“cámaras salvavidas” impusieron un total de 63.026 comparendos. 5 veces más de las
infracciones capturadas por las cámaras fijas convencionales.

De acuerdo con el cabildante, esta cifra resulta alarmante teniendo en cuenta que el 2020 fue un
año de aislamientos y cuarentenas por la pandemia. Además, preocupa que este sea un
mecanismo de persecución a los ciudadanos, a través del cual busquen llenar los huecos en
materia de recursos económicos, que el Distrito dejó de recibir como consecuencia de la crisis.

Las impugnaciones han sido muy pocas, pues la falta de socialización para quienes han sido
multados, el pico y cédula, el cierre de las entidades públicas que posibilita que los ciudadanos
conozcan el procedimiento y los contagios, no ha sido el escenario más fácil para los sancionados.

“Por un lado identificamos una necesidad de fortalecer las campañas de cultura ciudadana y
seguridad vial, pero por otro, nos alerta y preocupa que el distrito vea las multas como una
oportunidad para suplir los vacíos económicos que ha dejado la pandemia en las cuentas del
Distrito” manifestó el concejal.

Las infracciones más comunes captadas por estas cámaras son:

• Exceso de velocidad: 61.163 comparendos (97%).
• Conducir sin seguros: 1.049 comparendos.
• Revisión técnico mecánica y no respetar semáforos en rojo: 167 comparendos.

En Bogotá, el Ministerio de Transporte aprobó la operación de las cámaras salvavidas en 41
puntos de monitoreo y 72 cámaras fueron implementadas, 58 se encuentran en óptimas
condiciones y 14 que fueron vandalizadas, no están funcionando. Los mástiles de las cámaras
y la Central de Procesamiento de Infracciones de Tránsito CPIT para capturar, procesar y validar
infracciones de tránsito costaron en su momento $39.844 millones de pesos.

Adicionalmente, la Secretaría de Movilidad invirtió $47 mil millones en los contratos de
seguridad vial y señalización en la ciudad, en los cuales estaban incluidos los avisos para
informar a los ciudadanos la aproximación a los lugares de ubicación de estas cámaras
salvavidas.

Para el concejal González, el Distrito no puede ver las multas como la única alternativa para
responder a los infractores y problemas de seguridad vial, por eso hace un llamado a la
Secretaría de Movilidad para implementar campañas de impacto sobre el respeto de las normas
de tránsito. Además, invita a los diferentes actores viales a acatar y cumplir con estas normas en
las vías de Bogotá.

Versión en PDF