“El Plan de Desarrollo está desfinanciado, los micos y nuevos cobros a ciudadanos son protagonistas en este proyecto”: Concejal Rolando González

“El Plan de Desarrollo está desfinanciado, los micos y nuevos cobros a ciudadanos son protagonistas en este proyecto”: Concejal Rolando González

• Por primera vez en el Concejo de Bogotá, la oposición tendrá una sesión exclusiva sobre el Plan Distrital
de Desarrollo.
• Con este plan, el Distrito implementaría fuentes de financiación que afectan el bolsillo de los ciudadanos.

De acuerdo con el concejal Rolando González, el Plan Distrital de Desarrollo es un cobro social
disfrazado de contrato social. Así lo evidenciará este sábado 16 de mayo en el debate de la oposición
sobre el Plan de Desarrollo de Bogotá. Asegura, que la administración le está pidiendo al Concejo de
Bogotá que apruebe un proyecto completamente desfinanciado en el cual cerca de $20 billones
provienen de fuentes inciertas.

El PDD contempla nuevas fuentes de financiación que afectan directamente el bolsillo de los
ciudadanos.

Pero, además, preocupa que la alcaldesa planea llevar a la ciudad al tope del cupo de
endeudamiento con hasta $10.9 billones, y al final de este mandato, Bogotá deberá 8 de cada 10
pesos de los ingresos que entren a la capital.

ALGUNOS MICOS DEL PLAN

Artículo 80: Contribución por estacionamiento en vía y fuera de vía
Se revive una contribución que encarece lo que los usuarios pagarían por parquear en vía y fuera de
vía en un 30%. La mayoría de los parqueaderos son informales y lo más probable es que este dinero
nunca llegue a su destino final. Además, con este recaudo se busca solventar el déficit financiero del
sistema de transporte público, generando una carga a quienes no son responsables por el déficit del
sistema.

Artículo 86: Modificación del objeto de Transmilenio
A Transmilenio se le cuelga la función de ejecutar planes parciales, se convertiría entonces en un
agente especulador e inmobiliario. En el Distrito, ya existe la ERU, que se encarga de la renovación y
desarrollo urbano de la ciudad. No puede haber dos entidades públicas en el Distrito con funciones
iguales y mucho menos, destinar recursos para las mismas.

Artículo 88: Autorización para constituir operador público.
Una empresa pública hace totalmente ineficiente la estructura de costos. Las instalaciones de los
talleres para la reparación, el mantenimiento y el costo del personal pueden ser operativamente más
sencillos para los privados. Además, los repuestos de muchos de estos vehículos no son nacionales y
con un operador público, un bus varado se puede demorar meses esperando los trámites para un
repuesto. Un privado puede comprarlos y tenerlos en inventario. En el Estado, eso sería detrimento
patrimonial.

Artículo 103: Gerencia pública de Doña Juana
Si la UAESP asume la operación pública del relleno sanitario, afectaría el bolsillo de los ciudadanos
en Bogotá. Los costos económicos de no enterrar las basuras, son onerosos, de acuerdo con el Banco
Mundial. Si bien es necesaria una nueva tecnología de disposición de residuos, la administración no
les ha contado a los ciudadanos que este cambio tiene un costo de inversión de $3.5 billones y un
costo de operación de $168.000 por tonelada. Una parte de estos recursos se apalancarían mediante
vigencias futuras por 27 años. Además, habría un incremento en la tarifa de aseo y el valor de la tarifa
de disposición de residuos, para la ciudadanía, aumentaría entre un 49% y un 67%.

 

Comunicado en PDF