fbpx

The Blog

Bogotá

Tras su aprobación por decreto la reglamentación del POT está en ceros

  • Secretaría de Planeación tiene programados 15 mil millones para poder ejecutar la reglamentación del POT.
  • Son más de 30 aspectos que deben ser reglamentados con la entrada en vigencia del Plan de Ordenamiento Territorial.
  • Entre los temas más polémicos del POT que deben ser reglamentados están disposiciones por el cobro sobre el uso del espacio público y despliegue de infraestructura en redes de telecomunicación.

 En el marco del debate de oposición, el concejal Rolando González evidenció más de 30 aspectos que deben ser reglamentados con la entrada en vigencia del POT decretado por la alcaldesa de Bogotá, de los cuales ninguno ha sido reglamentado a la fecha.

Hasta el momento van dos meses y aun no hay una ruta clara en la ejecución del POT, aunque se han dado reuniones con algunos sectores, aún no es claro el panorama de este Plan de Ordenamiento Territorial especialmente para quienes realmente necesitan saber y conocer su avance, los bogotanos.

De acuerdo con la revisión del documento que fue decretado el pasado 29 de diciembre, muchas de estas disposiciones por reglamentar, van desde los 3 meses hasta los dos años, lo que significaría que, a este paso, varias de estas decisiones ni siquiera alcanzarán a quedar listas bajo el actual periodo de gobierno.

El Cabildante además identificó que la Secretaría de Planeación tiene programados $15 mil millones, para poder efectuar la reglamentación del POT, recursos que se destinarán para contratar 185 profesionales dirigidos con este propósito.

Entre la reglamentación se encuentran varios de los temas más polémicos del POT entre ellos la organización de las 33 unidades de planeamiento local, disposiciones sobre el cobro por el uso del espacio público, condiciones de localización de equipamientos, despliegue de infraestructura de redes de telecomunicaciones, obligaciones en materia urbanísticas, entre otras.

“Este POT fue decretado a espaldas de la ciudad, había aspectos que podían ser mejorados o incluidos en el marco de un nuevo proyecto, sin embargo, la administración prefirió que estos aspectos quedaran supeditados al capricho de funcionarios o del gobierno de turno”, afirmó González.